Compras del BCRA sostuvieron al dólar, que cayó sólo ocho centavos a $ 15,66 en la semana

 

MARIANA LEIVA

El Banco Central salió esta semana a comprar u$s 200 millones de pesos a través de los bancos públicos para contener la caída del dólar en momentos en que era fuerte el ingreso de divisas por parte de exportadores y de inversores con necesidad de pesos para aprovechar las altas de tasas.

El regreso de la autoridad monetaria permitió que la divisa sólo cediera ocho centavos en la semana a $ 15,66 en agencias y bancos de la city, tras avanzar un centavo este viernes y anotar su segunda alza consecutiva.

La divisa había arrancado la semana -y mayo- a $ 15,64, su menor valor en dos semanas, tras retroceder el lunes diez centavos en medio de una intensa oferta de divisas de una mayor oferta del sector exportador, de inversores interesados en aprovechar las altas tasas y de empresas con necesidades de pesos para cubrir obligaciones propias de inicio de mes.

Ese día, el billete completó una seguidilla de tres bajas consecutivas en la que acumuló un descenso de 14 centavos, hasta tocar mínimos desde el 18 de abril pasado.

Un día después, el Banco Central salió a comprar de manera indirecta en el mercado u$s 100 millones para incrementar sus reservas, una meta que había sido anunciada por el presidente de la entidad Federico Sturzenegger dos semanas antes. La última vez que había intervenido fue el 23 de marzo adquirió u$s 300 millones a la Provincia de Buenos Aires provenientes de su última colocación en el exterior.

Esas compras, de todas maneras, no logró contener a la divisa, que continúo en baja y cedió el miércoles cinco centavos.

El jueves, el BCRA repitió su estrategia del día anterior de comprar u$s 100 millones y ésta surtió efecto: el dólar cortó racha de cuatro bajas consecutivas y avanzó seis centavos.

El billete viene de acumular dos subas semanales consecutivas, en las que acumuló un avance de 25 centavos, tras el anuncio del 18 de abril del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, sobre que la entidad tiene previsto comprar u$s 25.000 millones con el objetivo de acumular reservas. Desde entonces se fijó un piso al tipo de cambio en los $ 15,30.

El minorista estuvo en sintonía con lo que pasó en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa descendió dos centavos y medio a $ 15,395 durante los últimos cuatro días, pese a que en esta última jornada subió cinco centavos y medio y anotó su segundo alza en fila.

Héctor Cosentino, asesor financiero de empresas, destacó en diálogo con ámbito.com las compras del Banco Central «no movieron el amperímetro» porque «continúa el festival de los inversores financieros que buscan aprovechar las altas tasas, que se estima que se mantendrán así mientras no afloje la inflación».

Por su parte, el analista Gustavo Quintana evaluó que «las compras del Banco Central si bien fueron de relativa intensidad no tuvieron la contundencia necesario para torcer definitivamente la evolución del tipo de cambio y revertir en forma contundente el proceso de apreciación del peso«.

Lo cierto es que, durante esta semana, la estrategia financiera se mantuvo con la mira puesta en la tasa de interés en pesos que se puede obtener en el mercado de dinero. «La base del ´call money´ no baja de 25,5% y sigue habiendo buenos rendimientos para los inversores, en un menú con o sin riesgos de cambio, tomando algún tipo de seguro en mercado de futuros, destacaron desde ABC Mercado de Cambios.

En esta última jornada, la moneda operó con tendencia compradora justificada por la renovada presencia de la banca oficial. Los primeros valores anotados en el comienzo de la rueda en torno a los $ 15,35 fueron los más bajos del día y se mantuvieron relativamente estabilizados en ese rango hasta que la aparición de los bancos oficiales. La demanda de estos estimuló el acompañamiento de bancos y empresas y generaron otra corrección positiva del precio que se detuvo cuando sobre el final se registraron los máximos del día en los $ 15,39.

En este contexto, el volumen operado cayó un 13% a u$s 574 millones.

Por su parte, el dólar blue cedió también ocho centavos en la semana tras cerrar estable este viernes a $ 15,91, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. A su vez, el «contado con liqui» baja cinco centavos a $ 15,34, mientras que el dólar «Bolsa» opera estable a $ 15,37.

En el mercado de futuros Rofex, donde se operaron u$s 235 millones, el 60% se negoció en «roll-over» de mayo ($15,599) a junio ($15,855) con una tasa de 20%TNA. El plazo más largo operado fue noviembre, que finalizó a $ 17,1850 con una tasa del 20,6%TNA. Los precios crecieron entre cinco y diez centavos, según los plazos.

Por último, las reservas internacionales del Banco Central cayeron el jueves u$s 28 millones a u$s 48.333 millones, pese a la nueva compra de la entidad en el mercado de cambios.

FUENTE AMBITO