Califican como positiva la ampliación del BCRA, pero no se espera un boon de emisiones

La medida es atractiva porque permitiría sortear los riesgos de devaluación

Este año, menos empresas emitieron obligaciones negociables en el mercado

El Banco Central busca incentivar el ingreso de capitales a través de obligaciones negociables y préstamos ante la caída este año del número de empresas que decidieron salir a buscar financiamiento en el exterior.
No obstante, en el mercado afirman que si bien la ampliación de plazos para liquidar las divisas ingresadas por financiaciones externas que determinó ayer el BCRA es una medida positiva para alentar las colocaciones de deuda privada, es poco probable que consiga romper con la cautela que viene manteniendo el empresariado local frente a la inminencia de las elecciones presidenciales.
Si bien el financiamiento a través del mercado de capitales mediante obligaciones negociables (ON) y valores de corto plazo muestra un incremento del 43% en su volumen en los cuatro primeros meses de 2015 respecto del año pasado, casi la mitad del total registrado durante ese período corresponde a las emisiones de deuda realizadas por la petrolera estatal YPF.
Otra porción significativa de esta suba la explican también las ONs colocadas a principios de marzo por Pan American Energy.
Sin embargo, el número de empresas emisoras de obligaciones negociables en lo que va de este año cayó a 29 contra 31 del mismo lapso de 2014, y de las 14 compañías que emitieron deuda en ambos años sólo 9 incrementaron el monto de sus colocaciones.
En el mercado explican que esta baja en el número de emisoras era de esperar en un año de elecciones y que la cautela se irá incrementando a medida que se acerque la fecha de los comicios, aunque la ampliación de plazos para liquidar divisas que estableció ayer la entidad que preside Alejandro Vanoli signifique un buen aliciente para salir a buscar fondos en el exterior, ya que permitiría sortear el riesgo de devaluación.
Según determinó ayer el Banco Central las empresas tendrán ahora 270 días en lugar de 180 para liquidar en el mercado de cambios local las divisas ingresadas por financiaciones externas y podrán mantener la totalidad de los
fondos obtenidos hasta el vencimiento de ese plazo.
La autoridad monetaria explicó que la medida alcanza a los capitales ingresados bajo la forma de obligaciones negociables, préstamos o aportes de capital.
“Como noticia es buena, ya que esto estaría elevando plazo de liquidación de junio a marzo del año que viene, con lo que te estarías salteando una posible devaluación por parte del próximo Gobierno, prevista para enero y febrero”, señaló el contador Héctor Cosentino, asesor financiero de empresas.
Sin dudas, coinciden en el mercado, la posibilidad de esquivar la devaluación que muchos esperan para inicios de 2016 es una gran ventaja, aunque dudan de que por sí sola esta medida pueda llevar a más empresas a emitir deuda.
“Está todo el mundo a la expectativa, y los empresarios no se animan a dar un paso más allá del necesario. En un año electoral es lógico que pase esto”, agregó Cosentino.

FUENTE DIARIO BAE Eugenia Baliño