Caen los bonos argentinos por ampliación del default selectivo

Los precios de los títulos soberanos descienden luego de que la agencia Clearstream suspendió la liquidación de vencimientos tras la sanción aplicada por la CNV a la filial local de Citibank

Los bonos soberanos de la Argentina caían con fuerza este martes tras el anuncio de queClearstream de que había suspendido la liquidación de cualquier instrumento financiero del mercado argentino, publicó la agencia de noticias financiera IFR, que citó a operadores.

La decisión de la compañía con sede en Luxemburgo se produjo en el marco de las tensiones entre los holdouts y el gobierno argentino, por el pago de títulos en default. 

El bono local argentino Boden 2015 estaba entre los más golpeados, con una caída de casi cuatro puntos a un precio efectivo de u$s97 o un rendimiento de 13,53 por ciento. La cotización se compara con el cierre del lunes de 100,75 dólares. Si bien los operadores atribuían la mayor parte de la caída del bono a un ajuste de precios antes del último pago de cupón el 3 de abril, otros bonos soberanos también estaban bajo presió: el Bonar 2024 y el Bonar 2017 también caían cerca de un punto el martes.

Asimismo, caen con fuerza las acciones de los bancos argentinos, que se cotizan en Nueva York bajo certificación ADR (sigla en inglés de American Depositary Receipt). Las entidades financieras locales cuentan con títulos públicos en sus activos y por lo tanto sus acciones captan las variaciones de precios de los bonos. BBVA Banco Francés cayó 2,7%; Banco Macro, 5,9%, mientras que Grupo Galicia restó 4,5 por ciento.

La casa de liquidación y compensación de valores Clearstream suspendió la liquidación de cualquier tipo de valores, luego que la filial local de Citibank perdió su capacidad de desarrollar este tipo de operaciones en el país, dijo un portavoz de la firma a IFR.

El Gobierno realizará depósitos

El Gobierno anunció que depositará vencimientos de deuda reestructurada como estaba previsto, dijo a Reuters una portavoz del Ministerio de Economía, en medio de la batalla judicial que llevó al país a suspender la semana pasada a la filial del Citi como agente de pagos.

El pago total será por cerca de 163 millones de dólares -según una fuente de un banco oficial que tiene conocimiento de la operación-, de los cuales u$s3,7 millones serán procesados por la Caja de Valores, que reemplazará a Citibank Argentina tras la suspensión impuesta el viernes por la Comisión Nacional de Valores (CNV).

«El pago se procesa normalmente como todos los anteriores», dijo a Reuters una portavoz del Ministerio de Economía. Del total de u$s162,8 millones que deben cancelarse este martes, u$s16,3 millones corresponden a los bonos Par bajo ley doméstica y los restantes u$s146,5 millones a títulos con legislación extranjera afectados por el fallo de Griesa.

LAS ACCIONES DE LOS BANCOS ARGENTINOS PERDIERON HASTA 6% EN WALL STREET

El Gobierno acusó la semana pasada a Citigroup de violar leyes locales al sellar un acuerdo con acreedores que demandan al país en Estados Unidos por sus tenencias de deuda impaga tras la millonaria cesación de pagos en el 2002.

El acuerdo alcanzado entre Citibank y los denominados «holdouts», avalado por el juez Thomas Griesa de Nueva York que interviene en la disputa legal, sólo permite el procesamiento por parte de Citibank pero no del resto de los eslabones de la cadena de pagos, por lo que, según Argentina, no asegura a los bonistas que reciban el vencimiento.

Una disputa judicial que sigue abierta

La disputa, que lleva años, comenzó a pesar de que los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner abrieron canjes de deuda en el 2005 y el 2010, que implicaban una fuerte quita y fueron aceptados por el 93% de los acreedores.

Los fondos conocidos como «holdouts» o «buitres» no aceptaron la reestructuración y recurrieron a la Justicia de los Estados Unidos para buscar la cancelación del total de la deuda.

Argentina recayó a mediados del año pasado en una nueva cesación de pagos tras la negativa del país de pagar a los demandantes unos u$s1.600 millones ordenados por Griesa. El magistrado declaró al país en desacato y le prohibió realizar algunos pagos de deuda reestructurada hasta tanto Argentina acate su sentencia.

Pero desde el Palacio de Hacienda aseguran que no cayó en cesación de pagos porque deposita puntualmente todos los vencimientos de deuda, algunos de los cuales son bloqueados luego por la decisión del juez Griesa.

La firma intermediaria Euroclear informó que no procesará los pagos de títulos argentinos bajo legislación local, mientras que Clearstream informó a los mercados que no hará los pagos de los bonos Par, incluidos en la cancelación de deuda prevista para el martes

FUENTE INFOBAE