Buitres festejan fallo: «Argentina no está sobre la ley»

Los fondos buitre festejan la decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York que rechazó la fórmula de pago presentada por el Gobierno de Cristina de Kirchner para cancelar la deuda impaga que posee el Estado desde 2001. Theodore B. Olson, abogado y representante de Elliott Management, que litiga contra Argentina, señaló que «el fallo confirma que la Argentina no está por sobre la ley»

Para el socio del estudio Gibson, Dunn & Crutcher, la decisión «unánime y bien razonada» de los magistrados «condena de manera apropiada la persistente violación que la Argentina ha hecho de sus obligaciones».

El abogado aseguró que la Argentina lleva adelante un «extraordinario desafío a las leyes de los Estados Unidos». Olson le otorgó declaraciones a los diarios The New York Times y New York Post. El letrado es quien patrocinó a George W. Bush ante la Corte Suprema norteamericana de su país en 2000, cuando debió decidir sobre la legalidad de su elección como presidente.

También celebró el fallo de la Cámara neoyorquina la organización no gubernamental American Task Force Argentina (ATFA), que es financiada por Elliott Management para realizar distintas actividades de lobby contra la Argentina en el caso por la deuda pública. A través de una declaración pública, el titular de la entidad, Robert Raben, aseguró que la decisión ha sido una «victoria para el estado de derecho y la defensa de los contratos en los Estados Unidos».

«Para reunir billones de dólares a bajas tasas en los mercados financieros de Estados Unidos, la Argentina prometió en sus bonos someterse a la jurisdicción de las cortes norteamericanas, adherir a la ley de Nueva York y dejar de lado su inmunidad soberana. Al entrar en cesación de pagos en 2001, ignoró esas promesas y desarrolló una campaña viciosa contra los acreedores, negándose a mantener negociaciones de buena fe», aseguró Raben.

La entidad se pronunció a favor de que el fallo motive al país a encarar «negociaciones de buena fe» y que deje de «desafiar a la Justicia» norteamericana. Para ATFA, el fallo «debería servir para aumentar la estabilidad económica global y desalentar a otros países de seguir» la estrategia argentina de reestructuración de deudas.

En tanto, uno de los bonistas argentinos que también litigan contra el Estado por los bonos en default,Horacio Vázquez, dijo al diario The New York Times: «esta es otra oportunidad para que mi Gobierno haga lo que debe y negocie de buena fe».

El viernes, la Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York rechazó la propuesta de pago que formuló la Argentina a los acreedores que no ingresaron a los canjes de deuda en 2005 y 2010, y así será la Corte Suprema de Estados Unidos la que resuelva la disputa entre el país y esos bonistas, entre los que se encuentran fondos buitre.

Si bien el fallo difundido este viernes no obliga a la Argentina pagarle a esos acreedores, implica una señal a favor de los bonistas que, según el juez de Nueva York Thomas Griesa, deben cobrar el 100 por ciento del valor de los títulos aún en default, unos u$s 1.300 millones.

La Argentina había apelado el fallo de Griesa, que favorece a los buitres, y dejó abierta la posibilidad de reabrir el canje de deuda, para que ingrese el 7% de los bonistas que no aceptaron ese mecanismo, que implica un fuerte recorte de lo adeudado originalmente.

Ahora, será el máximo tribunal de Justicia norteamericano el que deberá definir si la Argentina debe pagarle o no a fondos buitres como NML Capital Ltd, una unidad de Elliott Management Corp del multimillonario Paul Singer, y Aurelius Capital Management. La Cámara del Segundo Circuito de Nueva York aclaró que el cumplimiento del mandato judicial debe ser resuelto, en una última instancia, por la Corte Suprema.

FUENTE: AMBITO