Brasil profundiza la devaluación: el real toca un piso en 12 años

El real de Brasil profundiza su retroceso de 2015 y se operó al cierre a 3,349 unidades por dólar, su precio mínimo en más de 12 años, en medio del temor creciente en el mercado financiero del país vecino por las consecuencias del ajuste fiscal encarado por el gobierno de Dilma Rousseff, en un marco de declive de la actividad económica.

Este viernes el dólar en Brasil se negociaba en su precio más alto desde el 31 de marzo de 2003, cuando se negoció a 3,35 reales. En el transcurso de 2015 el dólar se encareció 26,4% en Brasil, desde los 2,65 del cierre de 2014, en una dinámica permitida por la administración de Dilma, en procura de mejorar el perfil exportador de la economía más grande de América Latina.

En la comparación interanual el dólar en Brasil trepó un contundente 50,9%, desde los 2,22 reales del 24 de julio de 2014. El avance del dólar es la contracara de la devaluación del real, que se depreció 33% en un año y 20,4% sólo en 2015 respecto de la divisa norteamericana.

Un dato sobresaliente es que la devaluación del real se produce a la par de una inflación notoriamente inferior a la de Argentina. La tasa de inflación interanual se situó en 6,4% en diciembre de 2014 y avanzó hasta 8,9% en junio pasado.

En la misma comparación, el dólar oficial en Argentina subió 12,9% respecto del 24 de julio delaño pasado (de $8,12 a $9,17 en el mercado mayorista), mientras que en el recorrido de 2015 el billete verde avanzó 7,3% (desde $8,55 al cierre de 2014). Según mediciones de consultoras y organismos públicos provinciales, la inflación argentina informada por el índice Congreso acumuló 27,9% en el último año y 11,8% en el primer semestre de 2015.

Al devaluar a menor ritmo que Brasil y sostener una inflación mayor, los productos argentinos se encarecieron en torno al 50% en los últimos doce meses respecto de los del principal socio comercial, por una consecuencia conjunta de precios y tasas de cambio.

EN UN AÑO, LOS PRODUCTOS ARGENTINOS SE ENCARECEN 50% FRENTE A LOS BRASILEÑOS

El derrape del real también afecta en forma significativa sobre las cotizaciones en dólares de las compañías radicadas en el socio del Mercosur. El índice Bovespa de Brasil reflejaba esta preocupante tendencia, con su sexta caída consecutiva este viernes, a su menor nivel de marzo.

Los papeles del gigante siderúrgico Vale se hundieron en Nueva York 66% desde fines de julio de 2014 (de u$s14,83 a u$s5,05). Las acciones de Petrobras Brasil se desplomaron en Wall Street un62% en el último año, detrás del escenario económico negativo en países emergentes, la debacle del petróleo y las denuncias de corrupción por el manejo fraudulento de la petrolera estatal.

Jorge Todesca, director de Finsoport, apunta que «la economía brasileña sufre los efectos, al igual que la Argentina, de los menores precios de sus productos de exportación y, aunque más acotadamente que en nuestro país, del desequilibrio fiscal«.

Las estimaciones del Banco Central de Brasil y de los organismos internacionales prevén que el PBI brasileño se contraerá alrededor del 2% durante este año.

Para Jorge Todesca, la debilidad económica del país vecino «impacta de lleno en el comercio externo de nuestro país«. Las exportaciones argentinas a Brasil disminuyeron 5% el año pasado, unos u$s2.500 millones, a la vez que las restricciones impuestas por el Gobierno argentino recortaron en 10% las compras de productos brasileños en el período. De mantenerse esta tendencia, el experto de Finsoport estima que «el saldo comercial bilateral pasaría de u$s140 millones negativo en 2014 a menos u$s1.200 millones en 2015«.

FUENTE INFOBAE