Axel Kicillof podría viajar a Francia este mes para acelerar un acuerdo con el Club de París

El ministro de Economía evalúa ir a Francia la semana que viene o la siguiente, para acercar posiciones con la entidad y negociar una propuesta de pago

El ministro de Economía Axel Kicillof podría viajar en los próximos días a Francia para acelerar las negociaciones con el Club de París. Si bien desde el Gobierno han manifestado que Kicillof no integrará la comitiva oficial del viaje que la presidente Cristina Kirchner realizará primero a Roma para visitar el 17 de marzo al papa Francisco y luego a París el 19 para entrevistarse con Françoise Hollande y asistir a la Feria Internacional del Libro. El ministro podría viajar en un vuelo de línea la semana próxima o antes de fin de mes, de acuerdo a lo que pudo saber  Infobae.

El comunicado dado a conocer este miércoles por el Ministerio de Economía da indicios de que los tiempos para cerrar un acuerdo con el Club de París se han acelerado y a eso se le suman las declaraciones del jefe de Gabinete Jorge Capitanich, quien confirmó que las autoridades del Club de París aceptaron formalmente negociar una reestructuración de la deuda con el gobierno argentino. Esto no es casual ya que se produce luego de la decisión del Gobierno de comenzar a normalizar algunas situaciones como el blanqueo de la inflación, y la reciente decisión de pagarle unos 6.000 millones de dólares a la petrolera  española Repsol por la expropiación del 51% de las acciones de YPF y el pago de unos u$s560 millones en bonos a empresas americanas que tenían sentencias favorables en el CIADI contra la Argentina. Las autoridades del Club de París habrían aceptado que el pago sea en bonos y en cuotas.

En el Palacio de Hacienda estudian un esquema de pago similar al acordado con Repsol

En enero Argentina presentó ante las autoridades del Club de París los lineamientos generales sobre una propuesta de cancelación de su deuda y luego de intercambios entre las partes en las semanas siguientes, los miembros del Club de París invitan al país a iniciar negociaciones formales a partir de finales de mayo», describe el comunicado del Ministerio de Economía. En particular la fecha de la reunión seria en el 26 de mayo y la Argentina podría presentar una opción de pago por los aproximadamente 10.000 millones de dólaresque se adeudan, de similares características al pago prometido a Repsol en el «Convenio Amigable de Expropiacion y Avenimiento».

Un acuerdo con el Club de París, como ocurre con el de Repsol, debería ser aprobado por el Congreso de la Nación de acuerdo a lo que contestaron algunos legisladores consultados porInfobae. En el 2008, Néstor Kirchner tenía redactado un decreto preparado antes de que estallara la crisis financiera internacional, pero en éste se explicitaba un pago con reservas delBanco Central de la República Argentina (BCRA) muy similar al pago realizado al FMI en enero de 2006.

La aprobación del Congreso debería llegar antes del próximo 21 de septiembre. Esta es la fecha de presentación del Proyecto de Presupuesto 2015 y el motivo es que tanto el monto como el menú de bonos a emitir para pagar unos u$s10.500 millones al Club de París debería estar incluido en las necesidades de financiamiento del año próximo. Este sería uno de los condicionantes por los cuales el Gobierno ha acelerado las negociaciones.

Lorenzino quedó relegado

Una de las novedades en la negociación con el Club de París es que, tal  como ocurrió con los fondos buitre, ha quedado afuera de las mismas el ex ministro de Economía Hernán Lorenzino. Si bien desde Economía pensaban a principios de año que Lorenzino podría haber sido un enlace importante entre el Gobierno y las autoridades del organismo, ya que él fue uno de los que más trabajaron para conciliar los valores de la deuda, lo cierto es que, de acuerdo a fuentes gubernamentales, ha quedado relegado y al parecer todavía no ha asumido su cargo como embajador de la Unión Europea en Bruselas. Kicillof junto al secretario de Finazas Pablo López y la embajadora en Washington Cecilia Nahon, todos funcionarios de La Cámpora, son los encargados de finalizar la negociación con el Club de París de acuerdo a una última orden presidencial.

La decisión del Gobierno de acelerar las negociaciones con el Club de París también tiene que ver con el futuro incierto de la disputa del gobierno argentino con los holdouts por la sentencia que condena a la Argentina a pagarles unos u$s1.500 milones a dos fondos buitre y 13 bonistas. En ese sentido hay que destacar que esta semana el secretario de Estado de los EEUU, John Kerry, descartó la posibilidad de que el gobierno de Barack Obama se posicione a favor de la Argentina en la disputa con los holdouts y presente un Amicus Curiae.

Kerry manifestó que su gobierno «seguirá presionando a la Argentina para que cumpla con su deuda y compromisos con los acreedores tanto públicos como privados». Pero agregó que «hay  600 millones de dólares que la Argentina le debe a los EEUU como parte de los 9.000 millones que se adeudan al Club de París». Citó el pago de unos u$s560 millones en bonos a favor de empresas norteamericanas en el CIADI (Centro de Arbitraje de Inversiones) delBanco Mundial y también «la elaboración de un nuevo índice de inflación en respuesta a las demandas de inexactitud por parte del Fondo Monetario Internacional» en referencia al IPCNu que se dio a conocer en febrero pasado.

Si bien el ministro Axel Kicillof había sido muy criticado por la prensa luego de la llegada de unviaje relámpago que realizó a París en enero pasado, hay que reconocer que la actuación del ministro ha sido positiva ya que ha logrado destrabar un acuerdo que estaba frenado desde el 2008. Capitanich confirmó que el Club de París admitió discutir sobre el borrador de propuesta de pago de la deuda argentina en default, pero aclaró que «el Gobierno espera una notificación formal de esa decisión para definir un esquema para normalizar la situación financiera del país».

Un acuerdo con el Club de París deberá ser aprobado por el Congreso argentino

El 21 de enero pasado Kicillof, luego de su entrevista con las autoridades del Club de París en la capital francesa, manifestó  que «se dio el primer paso con Club de París pero no aceptaremos condicionamientos de ningún tipo». Kicillof anunció en ese entonces que la Argentina les había presentado a las autoridades del Club de París una propuestacompuesta de unos lineamientos y que los mismos serían presentados a los acreedores en reunión del Directorio del organismo. En ese encuentro se analizó la presentación y la secretaria Clotilde L’Angevin dijo que se iba a discutir el caso de Argentina, así como el de otros países.

En ese entonces Kicillof admitió que las negociaciones podían llevar meses y destacó que «las decisiones del Club de París deben tomarse por consenso». La reunión que mantuvieron Kicillof y sus colaboradores con el presidente del Club de París, Ramón Fernandez, duró solo dos horas pero al parecer fue bastante eficaz, ya que en menos de dos meses el gobierno argentino logró la aceptación del Club de París para  cerrar uno de los últimos capítulos para normalizar la situación de la deuda publica argentina, que muestra los síntomas del final de un proceso de desendeudamiento que comenzó a partir del 2005.

FUENTE: INFOBAE