Aumenta el déficit fiscal mientras se agotan las fuentes de financiamiento

El IERAL de Fundación Mediterránea destaca que el rojo primario del sector público nacional pasó de 0,2% del PBI en 2011 a un estimado de 3,6% en 2015. Se agrega el peso creciente de intereses y vencimientos de capital hasta superar 7,3 puntos del PBI

Frente a semejante deterioro de las finanzas públicas, los economistas mediterráneos observan que en el último año de mandato el gobierno «se enfrenta a restricciones legales y al limitado nivel de las reservas para cubrir todos los compromisos con el aporte del Banco Central«.

De ahí que estiman que «en 2015 se plantea la novedad de una masa muy importante de recursos, equivalente a 2,2% del PBI, que el sector público deberá obtener en el mercado, en pesos pero también en dólares (por la importancia del vencimiento del BODEN 2015)».

Según el estudio privado, al próximo gobierno le quedará la tarea de la «racionalización de las cuentas públicas. La partida de gasto que canaliza los subsidios a empresas (gas, electricidad, agua y transporte) alcanzó en 2014 el equivalente a 5,2 puntos del PBI».

En un contexto deficitario y con graves dificultades para acceder al financiamiento privado, la asistencia del BCRA se ha vuelto cada vez más importante, operando en sus límites legales.

MIENTRAS LOS RECURSOS CRECEN MENOS DE 36%, LOS GASTOS SE EXPANDEN MÁS DE 42 POR CIENTO

Los datos existentes hasta el momento muestran que las erogaciones del sector público nacional siguen creciendo interanualmente a ritmo de 35,9%, más que los ingresos netos de ayudas del BCRA y que, por ende, el déficit primario exhibe en enero una suba del 169% anual. Así, crece la emisión del BCRA para financiar al Tesoro un 42,3% en el primer trimestre y, dado que también sube mucho la emisión compensadora de Lebac (157%), la base monetaria crece al 29% anual (contra 23% el año pasado).

Concluye el IERAL que «los límites legales y patrimoniales que enfrenta el BCRA han hecho que el Tesoro vuelva a emitir deuda en el mercado local, y que en lo que queda del año deba encontrar alguna posibilidad de emitir también deuda en dólares, especialmente para reemplazar los vencimientos del Boden 2015 (algo más de 6 mil millones de dólares). De lo contrario las reservas del BCRA sufrirán excesivamente este año, y llegarán prácticamente exhaustas a 2016″.

FUENTE INFOBAE