EL gobierno creó su propia encrucijada, y ya la economía no tiene salida que pueda evitar la explosión de la misma.

Diariamente vemos subir la cotización del dólar, el riesgo país y la inflación. El BCRA enfrascado en una lucha pírrica, pero que sin duda alguna perderá, trata de contener la cotización del dólar mediante la colocación de leliqs, pero día a día expande las mismas, y sube la tasa de interés con la contrapartida de la destrucción de la economía real, ya que la tasa anualizada ya alcanza en el 100 %.

El monto de las leliqs supera el billón de pesos, y están colocadas en bancos.

Por otro lado, el segundo componente del riesgo país, es decir el riesgo político cada vez juega más fuerte, y lleva a los plazos fijos colocados en pesos, a dolarizarse en sus vencimientos, esta situación desembocará en una corrida bancaria, y será el principio del fin ya que a su vez inmediatamente provocará la corrida cambiaria.

Tiene alguna posible solución este desenlace:

 NO NINGUNA DESDE LA ECONOMÍA.

El tiempo que resta es cada vez menor, la más pequeña chispa provocará el incendio, es por eso que las empresas deben inmediatamente prepararse para este colapso, la que no lo haga desaparecerá del mercado

Prof. Héctor Cosentino                   Asesor de Empresas

CP (UBA)                                        Dipl. IEEC:UCLAP

MBA Deusto (España)                   MBA SUNY (USA)

5411 53760730           

hcosentino@cosentino-asociados.com.ar

www.cosentino-asociados.com.ar