Argentina capta apenas el 6% de los capitales que ingresan a Latinoamérica

En lo que va del año, las emisiones primarias de deuda en dólares bajo ley Nueva York totalizan cerca de u$s 3.000 millones. Así el país se posiciona a la par de lo captado por Brasil –golpeado por los casos de corrupción- y por debajo de México, Chile, Colombia y República Dominicana.

En lo que va del año, la Argentina sólo logró captar un 6% del total de inversiones que llegan a Latinoamérica y de esta forma se ubica a la par de Brasil pero muy por debajo de México. 

En los primeros cinco meses del año se registraron emisiones primarias por un valor cercano a u$s 3.000 millones según cálculos de la consultora Proficio Investment. En lo que va del año ingresaron a la región u$s 51.000 millones de los cuales el 45% los adsorbió México. Muy por detrás le siguen Chile, con el 9%; Colombia y República Dominicana, con el 7%, y Brasil y Argentina, con el 6%.

“Históricamente Brasil encabezó la lista de países con mayor recepción de capitales extranjeros en la región, pero en el último año esa tendencia se revirtió y México comenzó a liderar. Los recientes casos de corrupción en Brasil no ayudaron y muchos fondos comunes de inversión decidieron retirarse del mercado”, comentó Rafael Di Giorno, director de Proficio en diálogo con Cronista.com.

La mayor parte del ingreso de fondos internacionales en Argentina se dio por la emisión de obligaciones negociables, y, en segundo lugar, por la reciente emisión del bono emitido por la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires por u$s 500 millones en cada caso.

La colocación del Bonar 2024 en abril por u$s 1.500 millones no es contabilizada dentro de esta categoría porque fueron emitidos bajo ley argentina.

“Argentina este año no está mal respecto a las emisiones internacionales, pero hay que recordar que se viene de años en los que la salida al mercado estaba cerrada”, agregó Di Giorno.

Brasil, en cambio, en los últimos años permaneció abierto al mercado y las inversiones fueron más fluidas y constantes, sobre todo las ligadas al sector petrolero.

“Hay un apetito por los papeles argentinos, pero hace mucho que no se salía al mercado y eso hay que tenerlo en cuenta”, indicó el analista.

Las últimas emisiones realizadas, tanto por YPF como por el Gobierno bonaerense y porteño, se hicieron con tasas cercanas al 10%, muy por arriba de las obtenidas en el resto de la región.

FUENTE CRONISTA