Aplazaron la implementación de la factura electrónica hasta 2016

La AFIP prorrogó para el próximo 31 de marzo la implementación del nuevo sistema tras los reclamos de contadores, empresas y contribuyentes

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) resolvió prorrogar hasta el 31 de marzo de 2016 la implementación obligatoria de la factura electrónica para responsables inscriptos en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), en atención a pedidos generalizados de entidades y contribuyentes.
La resolución general 3793, publicada en la edición de ayer del Boletín Oficial, establece un plazo mayor para la obligación de emitir y almacenar comprobantes electrónicos originales. Formalmente, el requisito estaba en vigor desde el 1 de julio pasado para los responsables inscriptos en el IVA.
La medida abarca a aquellos sujetos que independientemente de su condición en el gravamen se encontraban obligados desde la misma fecha. También por parte de operadores del mercado lácteo, la comercialización de tabaco y operaciones efectuadas por representantes de modelos, agencias de publicidad, de promociones, productoras y similares.
En los considerandos de la norma, se admitió que el aplazamiento de la decisión se debe a raíz de «las presentaciones de los contribuyentes, cámaras, federaciones, asociaciones y demás entidades que representan a los distintos sectores involucrados».
En esas presentaciones, indicó la AFIP, «se exponen diversas dificultades observadas para la implementación -en tiempo y forma- del régimen«, razón por la que «se estima pertinente contemplar las situaciones y particularidades planteadas».
«Atendiendo al objetivo de esta Administración Federal de facilitar a los contribuyentes y responsables el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, resulta aconsejable flexibilizar la vigencia del aludido régimen«, concluyó el organismo recaudador.
Con la resolución, ahora los responsables inscriptos podrán seguir emitiendo manualmente los comprobantes de sus operaciones hasta el 31 de marzo de 2016, sin caer en ningún tipo de incumplimientos ni sanciones por parte de la autoridad fiscal.
La Cámara Argentina de Comercio (CAC), una de las entidades que reclamaron ante la AFIP, recordó en un comunicado que «la implementación de la facturación electrónica data de 2007, cuando ciertas actividades debieron incorporarla de forma obligatoria como método de emisión».
«Desde entonces, la medida fue alcanzando a cada vez más contribuyentes, llegando a 2015 con la generalización del sistema para un universo mayor, en su gran mayoría PyMEs y con escasas situaciones especiales que escapan a la norma por dificultades de implementación o la imposibilidad de cumplir con la obligación establecida»
FUENTE INFOBAE