Anunciarán la suba del mínimo de Ganancias y volcarán $ 37.000 millones a la economía

Macri anunciará hoy ante los gremios que se duplicará el mínimo del Impuesto a las Ganancias pero algunos que no pagaban desde ahora lo harán, por un decreto de 2013

 Macri lleve a $ 30.000 el piso de Ganancias para frenar reclamos sindicales y sostener el consumo

Macri lleve a $ 30.000 el piso de Ganancias para frenar reclamos sindicales y sostener el consumo
El presidente Mauricio Macri anunciará hoy la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias de $ 15.000 a $ 30.000 mensuales brutos, por medio de una decisión del Poder Ejecutivo y sin esperar a que abra el Congreso en marzo. La medida, según cálculos privados, volcará al mercado $ 37.000 millones, que sin duda servirán para reactivar la economía.

Por otra parte, una persona que cobra $ 30.000 sufre una retención del Impuesto a las Ganancias cercana a los $ 5000. Si la decisión de subir el mínimo se retrasara a marzo, cuando comienzan las sesiones ordinarias del Congreso, para ese momento habría que devolverle $ 15.000. En cambio, con la decisión que anunciará hoy de subir el mínimo de Ganancias y las deducciones personales por medio de una resolución del Poder Ejecutivo, basándose en las facultades que le otorga una ley de 2011, el presidente Macri asegura que con los sueldos de febrero se devuelva una sola retención del impuesto.

Sin embargo, hay mucha expectativa por la modificación de las escalas de Ganancias, que están muy desactualizadas, y se espera que hoy haya algún anuncio sobre el envío de un proyecto al Congreso para corregirlas a partir de marzo.

La medida que se anunciará hoy, aunque es una suba del mínimo, también será un descongelamiento del tope que fijó el anterior gobierno en agosto de 2013 para todos aquellos que cobraran $ 15.000 hasta esa fecha y que en la actualidad pueden estar percibiendo cifras muy superiores y seguir sin tributar Ganancias. Por lo cual, algunas personas que no pagaban el gravamen comenzarán a hacerlo, recordó el economista Claudio Lozano.
César Litvin, de Lisicki, Litvin y Asociados, dijo que en ocasiones anteriores el gran olvidado siempre fue el trabajador autónomo.

«El gran olvidado es el autónomo, ya que desde hace varios años vienen discriminando a esa categoría de trabajadores que no tienen una CGT que los representen. En efecto, las deducciones de los autónomos son sustancialmente menores a las de los asalariados, sin una razón válida que los sustente», dijo Litvin, abriendo un signo de pregunta sobre los anuncios que se harán hoy.

Con un sueldo bruto de $ 36.000 mensuales, un trabajador en relación de dependencia paga Ganancias anuales de $ 59.574,15, mientras que un autónomo tributa $ 89.359,34. Si el salario es de $ 40.000, el impuesto del empleado es de $ 74.680,15 y el del independiente de $ 104.465,34. Y si el ingreso bruto es de $ 50.000, Ganancias es de $ 112.445,15 para la relación de dependencia y $ 142.230,34 para los autónomos, ejemplificó Litvin.

Por otra parte, el salario real ha perdido terreno en los últimos años, ya que creció por debajo de la recaudación del Impuesto a las Ganancias, comentó un informe de Ieral.

Por caso, en 2013 el salario formal promedio aumentó 0,6% en términos reales, mientras la recaudación de Ganancias sobre personas físicas, también a precios constantes, lo hizo en 16%. En 2014, mientras el salario formal real promedio cayó un 4,8%, la recaudación real del impuesto subió 14,4%, en un contexto de empleo estancado. También llamativos resultan los números de 2015, cuando el salario real cayó 4,1%y la recaudación real de Ganancias subió un 10,7%, dijo Ieral.

FUENTE CRONISTA