Ahora frenar la caída de los activos financieros depende del Gobierno

La decisión de la Corte Suprema de Nueva York sorprendió a todos. Nadie imaginó que iba a rechazar el caso argentino. Esperaban que se tomara algún tiempo. Ahora quedan sólo dos opciones: ir al default o negociar con los acreedores

En el mercado se inclinan por que habrá negociación aunque prevén en lo inmediato, discursos patrióticos encendidos indicando lo contrario. Con decisiones correctas la caída se puede detener. De hecho, los bonos de la deuda con legislación argentina tuvieron un leve rebote al cierre porque hubo inversores que aprovecharon sus precios de oferta.

En el mercado cambiario, si bien no hubo vendedores, tampoco aparecieron compradoresdesesperados dispuestos a pagar cualquier precio por el dólar que subió 20 centavos. En el mercado libre, la divisa terminó a $12 y se negoció para hoy en hasta 12,15 pesos por unidad.No hubo demasiadas operaciones porque únicamente vendieron los que necesitaban hacerse de pesos con urgencia.

EL DÓLAR LIBRE SE NEGOCIÓ HASTA A $12,15 Y CERRÓ EN 12 PESOS

El dólar «contado con liquidación» tuvo una leve suba a $10,82 a pesar de la caída de los precios de los bonos en dólares que se utilizan para hacer esta operación.

Mientras que el Banco Central compró 40 millones de dólares, pero sólo pudo retener dos millones, porque debió liberar pago de importaciones atrasadas. Las reservas provisorias subieron a 28.833 millones de dólares.

En el Forex-MAE, la principal plaza cambiaria mayorista, los negocios fueron moderados. Se operaron u$s116 millones porque hubo exportadores que esperaron mejor oportunidad para liquidar sus posiciones. De todas maneras, el Banco Central pudo comprar u$s40 millones. El dólar para los exportadores terminó en $8,13, mientras el oficial minorista se mantuvo en 8,20 pesos.

El que debe estar acordándose del ministro de Economía, Axel Kicillof, es el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, porque la medida de poner tope a las tasas activas de interés para préstamos personales y prendarios, en estos momentos es un boomerang porque se necesita que la gente elija estar en pesos y no en dólares. Las tasas de plazo fijo se derrumbaron la semana pasada.

FÁBREGA SE DEBE ESTAR ACORDANDO DE KICILLOF, QUE LE HIZO PONER TOPE A LAS TASAS

Los bonos protegidos

Vale la pena detenerse en el Mercado Abierto Electrónico, donde se opera la mayor cantidad de títulos públicos. El primer dato a tener en cuenta es que la baja de los bonos se produjo con escasos negocios porque se defendieron los precios. Al tenedor del título lo que le importa es la tasa de retorno y además, los Boden 2015 y Bonar X están al margen de cualquier embargo porque tienen legislación argentina. Tienen más mecanismos de defensa que los bonos del canje de la deuda con tribunales en Nueva York.

Las operaciones sumaron $1.032 millones, un monto 30% más bajo que el del viernes. El Boden 2015 que había entrado en un tobogán, se recuperó en la hora final de la rueda y terminó con una baja de 3 por ciento que es más que satisfactoria para un día de crisis. El Bonar X que vence en 2017, perdió 6,18 por ciento.

Los más castigados fueron los cupones PBI porque la decisión de la Corte Suprema norteamericana aumenta las chances de que la economía no crezca por un tiempo. Por eso el emitido en dólares bajó 7,37 por ciento y el nominado en pesos, 10 por ciento.

El mal día llegó a los bonos indexados por el CER que nacieron con el canje de la deuda.Con negocios por apenas $1,6 millones (el viernes se negociaron $300 millones), el Discount perdió 2,98 por ciento.

LO PEOR PASÓ POR LA BOLSA CON FUERTE BAJA DE PRECIOS Y ALTO VOLUMEN

Lo peor pasó por la bolsa de valores. Los inversores no quisieron saber nada de tener riesgo en sus carteras. Por eso las ventas fueron masivas como lo demuestran los $342 millones negociados, que triplican el monto de operaciones de la semana pasada. El índice Merval de las acciones líderes perdió nada menos que 10,09 por ciento.

El papel más castigado fue el de Edenor que cedió 20,47 por ciento. Se acabó la magia de los que apostaban a que una empresa en quiebra iba a resucitar por el milagro del aumento de las tarifas eléctricas.

YPF, con menos porcentaje de caída, (12,55%), fue la más afectada porque perdió u$s1.400 millones de su valor bursátil a pocos meses de haber sido comprada a los españoles. Además, con este fallo queda aislada de los mercados internacionales para buscar capitales para sus planes de perforación. En el exterior, se repitió el escenario: en Wall Street cedió 12 por ciento y Edenor, 15 por ciento.

El riesgo país que mide J.P. Morgan subió nada menos que 15,3% a 850 puntos básicos, por la caida de hasta 8,5% de los Discount en dólares en el exterior».

 

Compromisos de deuda

En dos semanas, el país deberá pagar u$s228 millones del Discount con legislación neoyorquina. Es una fecha clave. Si cumple, puede postergar la entrada del default y ganar tiempo para negociar, si es que existe la decisión de no confrontar.

Los cazadores de oportunidades están atentos. Esto es la Argentina y la última palabra no está dicha. Los dichos del Gobierno son tan volátiles como los precios de los bonos y de las acciones y pueden cambiar en horas.

Si no aceptan sentarse con los tenedores de bonos que no entraron al canje de la deuda, el esfuerzo de cancelar con el Club de París, con el CIADI (los tribunales internacionales donde el país soporta demanda de empresas) y la negociación con YPF, habrán sido en vanos.

El país hoy está peor que el viernes. Que se detenga la caída depende de la prudencia del Gobierno.

FUENTE: INFOBAE