Acuerdan con Brasil la búsqueda conjunta de mercados para salir de la crisis

Seguirá el comercio administrado en el sector automotor.

Francisco Martirena Auber
fmartinera@diariobae.com

Luego de una reunión desarrollada ayer en Brasil, el ministro de Producción, Francisco Cabrera y su par de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Armando Monteiro, acordaron la búsqueda de terceros mercados en forma conjunta, mediante una plataforma industrial integrada.

En cuanto al sector automotor, los ministros hicieron hincapié en la importancia de la asociación estratégica entre los dos países, con el objetivo de aumentar la productividad y la competitividad a nivel mundial. Los ministros adelantaron que el Comité Automotor analizará un nuevo acuerdo sectorial, que deberá entrar en vigencia el 1 de julio; y coincidieron en el objetivo de alcanzar progresivamente y en condiciones equilibradas el libre comercio del sector automotriz bilateral.

Fuentes que participan de las negociaciones dijeron a BAE Negocios que además de la preocupación por cerrar un acuerdo con la Unión Europea, Monteiro quiere desarrollar planes con la Alianza del Pacífi co. “Se va a armar una oferta conjunta para salir a buscar mercados”, señalaron.

A nivel bilateral, los funcionarios identifi caron como cuestiones prioritarias para fortalecer las relaciones bilaterales la integración productiva, la facilitación del comercio, la eliminación de barreras no arancelarias y la convergencia regulatoria. Además, ratifi caron que los objetivos comunes para avanzar en una estrategia conjunta son la integración productiva, la generación de empleos, la agregación de valor tecnológico y el acceso a nuevos mercados.

En la comitiva, junto a Cabrera viajaron los secretarios de Industria, Martín Etchegoyen; de Comercio, Miguel Braun; y la subsecretaría de Comercio Exterior, Leila Nazer. Fuentes automotrices señalaron a este medio que, con la prórroga del comercio administrado, el único punto por consensuar es si el ‘fl ex’ (relación entre exportaciones e importaciones) se mantendrá en 1,5 dólar en favor del socio comercial o si se variará, agregaron desde las terminales.

Brasil no desgrava autopartes.

Dentro de la discusión por un nuevo Pacto Automotor Común (PAC) con Brasil, el cual vence el 30 de junio, se esconde un eje que el socio comercial no está dispuesto a negociar. Se trata de la eliminación del impuesto IPI a las autopartes nacionales.

El sostenimiento de este tributo, que grava a toda manufactura industrial que ingresa en Brasil, agrava año a año el défi cit autopartista (el mayor junto al energético). Con el PAC en marcha, Brasil debería eximir a piezas locales, que ahora están afectadas al igual que las partes extrazona.

Otro de los aspectos pactados y que queda abierto es el cupo mínimo del mercado brasileño, que era de un 11% de autos argentinos. En tanto, Brasil tenía una participación en el mercado local del 44,3% como mínimo.

Se controla sobre la base del patentamiento que también es utilizado como base para el monitoreo mensual.

El sector autopartista está amenazado por la importación de piezas desde Brasil y Europa del Este, poniendo en riesgo al menos 170 puestos de trabajo de proveedores radicados en Argentina.

 

FUENTE DIARIO BAE