Lamentablemente, una empresa que asesoré hace un poco más de 3 años, ahora cuando le piden referencias mías, responden que nunca trabajé allí.

Por supuesto, tengo las facturas mensuales que cobraba, mas muchos emails de la dirección, gerentes, jefes y personal de distintas secciones agradeciendo mi trabajo y hasta diciendo que fue fundamental el mismo, para que la empresa no cayera.

Cuando fui convocado por la dirección de la empresa, la misma arrastraba 4 años consecutivos de graves pérdidas, lo que generó que gerentes, ex gerentes y asesores le recomendaran al titular de la empresa, que se presentara en Concurso preventivo.

El personal mostraba el típico caos y desorientación que aparecen en estos casos.

Luego de 8 meses de trabajo a full en la empresa, por decisión propia, di por terminado el trabajo, al considerar que el objetivo estaba cumplido y no tenía sentido seguir cobrando honorarios (teniendo un contrato de palabra con el titular de la empresa para trabajar 5 meses mas), cuando la empresa ya había cortado su serie negativa e ingresado a zona de rentabilidad

Hace unos 3 o 4 meses me contactó una Consultora, que representaba a una fábrica de calzado, para asesorar al presidente de la misma. Por supuesto le respondí en forma afirmativa a si podían pedir referencias de mi actuación anterior, ahora entiendo por qué no me volvieron a contactar. Y éste no fue el único caso.

Hoy la empresa que asesoré, goza de una muy buena posición y parece de muy mala memoria

Yo continúo con mi excelencia profesional, y mi dignidad personal