Suba de tasas golpea a las pymes, que pagan 13% más por descontar cheques  

BAE Negocios - hacia un capitalismo nacional20 de Julio de 2017 – 10:56

El aumento se dio en los últimos 15 días. El costo trepó al 27%.

La fuerte suba de tasas que el Banco Central fue motorizando para frenar la escalada del dólar e intentar contener la inflación implicó un duro golpe para la economía de las Pequeñas y Medianas Empresas (pymes), que hoy pagan 13% más que a finales de junio por descontar cheques, que es uno de las principales recursos con el que manejan su caja diaria.

La suba en el interés se dio en los bancos y en las operaciones en el mercado de capitales

En rigor, la tasa que cobran ayer en el mercado de capitales por descontar cheques a 30 días se ubicaba en torno al 27% anual, cuando la semana pasada estaba en 26,4% y a finales de junio el costo era del 23,79%. Los datos surgen del fuentes del mercado y del último Reporte Semanal pyme de la Bolsa de Comercio porteña. En los bancos, por su parte, la tasa mostró el mismo recorrido y hoy cobran cerca del 24%, cuando hace 15 días, la tasa era del 20,5%.

«No hay otra cosa que atribuirla a la tasa de Lebac. El riesgo aumenta, la tasa aumenta, hay incertidumbre, la tasa aumenta», explicó una fuente del sector. El interés por el descuento de cheques es, junto con el de adelanto en cuenta corriente, uno de los más sensibles a los movimientos de tasa e corto plazo.

El recorrido alcista de las últimas semanas primero se fue dando por las operaciones en el mercado secundario de Lebac que fue haciendo el Central y luego convalidada con la licitación de letras de ayer. Si bien en el organismo monetario aseguran que la suba de tasas responde a contener la inflación núcleo, que sigue presionando a los precios, lo cierto es que comenzó a impulsar los rendimientos cuando el dólar amagó con dispararse, en los días posteriores a que se conocieran los candidatos para competir en las PASO.

«En los últimos 10 días lo que estuvo subiendo fue por toda la incertidumbre entre el dólar y la Lebac», señaló Héctor Cosentino, asesor financiero y especialista en pymes. «Lo ideal es tratar de pasar este momento con recursos propios y tratar de achicar el costo financiero. Los anticipos de cuenta corriente son muy caros, es la tasa más cara de los bancos», agregó.

Hoy en el mercado de capitales, la mayor parte de lo operado es a largo plazo, con casi el 40% del volumen concentrado en 180 y 360 días. Los bancos, por su parte, no suelen tomar documentos de más de 120 días.

«El mercado quedó muy lejos de los bancos, que cobran 3 puntos menos por el descuento de cheques», destacó Cosentino, que está en negociaciones con 4 Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) por una emisión sindicada por $30 millones.y agregó, optimista: «creo que ahora se va a empezar a reacomodar un poco. La tasa tiene que volver a bajar un poco».

 

FUENTE BAE Negocios