21-06-13 | FINANZAS Las reservas del Banco Central bajaron 17% desde que se inició el «cepo»

a entidad contabiliza en sus activos líquidos unos u$s9.200 millones menos desde el 28 de octubre de 2011, mientras que éstos subieron un 74% en Uruguay, 47% en Perú, 27% en Chile y 19% en Brasil

Las reservas del Banco Central bajaron 17% desde que se inició el "cepo"

Crédito foto: Economía & Regiones
Las reservas internacionales del Banco Central cayeron un 17% desde la decisión del Gobierno de instaurar un «cepo cambiario», lo que muestra un recorrido inverso al que registraron esos activos en otros países de la región, según consignó un informe privado.
La consultora Economía & Regiones (E&R) comparó la situación basándose en que mientras en la Argentina las reservas de la autoridad monetaria decrecieron, en Uruguay subieron 74 por ciento, en Perú sumaron 47%, en Chile ganaron 27% y en Brasil escalaron 19%, desde las restricciones cambiarias implementadas aquí.

«Si bien el cepo cambiario sirvió para reducir la fuga de capitales, el Banco Central pierde reservas a un ritmo cada vez más acelerado«, consignó el documento.

La caída de reservas internacionales fue, en rigor, de u$s9.200 millones o 17,4% entre el 28 de octubre de 2011, cuando se tomó la primera medida restrictiva -supervisión de todas las solicitudes de compra de dólares-, hasta el último miércoles, según datos del Banco Central.

E&R explicó que la pérdida de reservas se acelera porque el resultado de la cuenta corriente cambiaria empeora: es explicado en un 59% por el desgaste del saldo comercial exportaciones/importaciones y en un 35% por el deterioro del resultado de la cuenta servicios, que se debe fundamentalmente al Turismo.

«La pérdida de reservas es la manifestación final de una enfermedad económica que enfrenta nuestra economía, que son las inconsistencias de política económica», diagnosticó.

E&R recordó que el cepo cambiario fue progresivamente fortaleciéndose, y que entre mayo y agosto del 2012 se tomaron once medidas de endurecimiento que derivaron en una ampliación de la brecha cambiaria e implicaron «importantes costos en materia de nivel de actividad y generación de puestos de trabajo».

El «cepo» restringió la actividad

«Las trabas a las importaciones y el cepo cambiario modificaron las decisiones de consumo privado e inversión, afectando negativamente la demanda agregada y el nivel de actividad», completó. El informe mencionó que la tasa de crecimiento se enfrió y elProducto Bruto Interno (PBI) creció sólo 1,4% en 2012, y que el desempleo subió al 7,9% en el primer trimestre 2013: «En la actualidad Argentina tiene el mayor desempleo de la región».

El Informe sobre el Mercado Único y Libre de Cambios y Balance Cambiario del primer trimestre de 2013 mostró que se perdieron u$s2.844 millones de reservas internacionales entre enero y marzo, lo que se compara con un alza de u$s915 millones en el primer trimestre de 2012 y una caída de u$s891 millones en el mismo lapso de 2011.

«En 2012, las reservas se redujeron un 6,7 por ciento (u$s3.086 millones) adicional. En el primer trimestre de este año cayeron otro 6,6%, acumulando una pérdida total del 10,8% en lo que va del 2013«, amplió E&R.

Para la consultora, el «cepo cambiario» sólo atacó uno de los canales -fuga de divisas- que alimentaba la caída de las reservas, pero no atacó el origen del problema. «Las reservas siguen cayendo y lo seguirán haciendo mientras se mantenga la actual política económica», opinó E&R y completó que, debido a que el turismo está contribuyendo a alimentar la caída de reservas, probablemente el Gobierno decida una «suba adicional del impuesto a las compras con tarjeta de crédito en el exterior o algún otro mecanismo de contención».

FUENTE INFOBAE